ES

ING

Logo Sanfer

Niños

febrero 22 2024

Haciendo frente al cáncer infantil

El cáncer es una de las enfermedades más complejas que afectan al ser humano. El término “cáncer” hace referencia al fenómeno en el cual las células sanas de nuestro cuerpo se transforman y crecen de manera desmesurada creando tumores. Aunque su origen no está bien definido, se le puede atribuir a la interacción de factores genéticos y ambientales que hacen que las células cambien su estructura normal. Esto puede ocurrir en una gran variedad de células de nuestro organismo, dando origen a diferentes tipos de cáncer.1

En la niñez, el cáncer es raro. Sin embargo, 1 de cada 600 niños puede desarrollar algún tipo de cáncer, con un alto riesgo de muerte. El diagnóstico puede ser un desafío en la atención médica de primer contacto. Esto se debe a que los signos y síntomas que se presentan en el cáncer infantil son inespecíficos, a la rareza del cáncer en la infancia en comparación con la edad adulta y al bajo índice de sospecha que tienen los proveedores de atención primaria ante la presentación ambigua de esta enfermedad. No obstante, la supervivencia de los niños con cáncer es mayor que la de los adultos y ha mejorado a través del tiempo, esto gracias a su detección temprana y tratamiento oportuno.2

El 15 de febrero se conmemora el Día Internacional del Cáncer Infantil, el cual tiene como objetivo hacer conciencia sobre este padecimiento y se hace uso del moño dorado como símbolo de esta lucha. A propósito de esta fecha, revisaremos cuáles podrían ser los posibles desencadenantes del cáncer en niños, cuáles son los tipos más frecuentes, cómo sospechar de esta enfermedad y si es posible prevenirla. 

 

¿Cuáles son los factores de riesgo de cáncer infantil?

 

Es posible identificar algunos factores que podrían aumentar la probabilidad de que un niño desarrolle cáncer. Aunque los diferentes tipos de cáncer, tienen diferentes factores de riesgo, se pueden establecer algunos factores ambientales, así como factores intrínsecos de un niño, de forma general, que aumentan el riesgo de desarrollar cáncer. Es importante remarcar, que la presencia de alguno de estos factores no determina directamente el desarrollo de un cáncer.3

 

¿El ambiente influye en el desarrollo del cáncer infantil?

 

En cuanto a factores ambientales, se encuentra la radiación ionizante a la que un niño es expuesto cuando se realiza algún tipo de radioterapia. Es decir, el tratamiento de un cáncer con radioterapia aumenta ligeramente el riesgo de desarrollar otro cáncer. A pesar de esto, el riesgo para la salud es menor que el no ser tratado con radioterapia.3,4

Por otro lado, algunas infecciones virales pueden aumentar el riesgo de cáncer en la infancia. En raras ocasiones, una infección por Virus de Epstein-Barr (VEB) puede estar relacionada con el desarrollo de algunos cánceres como el linfoma de Burkitt o el linfoma de Hodgkin. La infección por VEB puede llevar a una enfermedad llamada mononucleosis infecciosa, que es más común en adolescentes y adultos jóvenes. En niños, la infección es frecuente y suele ser asintomática, por lo que al momento no es posible prevenirla y no es necesaria su detección.3

 

Algunos estudios sugieren que exponer a los niños a ciertos ambientes (como el humo del cigarro), podría aumentar el riesgo de que un niño sufra ciertos cánceres, pero se necesitan más estudios para explorar estos posibles vínculos. Hasta ahora, no se ha demostrado que la mayoría de los cánceres infantiles tengan otras causas ambientales que las ya mencionadas.4,5



Factores propios del niño

 

Los factores genéticos son muy importantes a la hora de estudiar el cáncer. En nuestro organismo existen genes que ayudan a las células a crecer, dividirse o mantenerse con vida (oncogenes) y genes que hacen más lenta la división celular, reparan errores en el ADN de una célula o hacen que las células mueran en el momento adecuado (genes supresores de tumores). El cáncer infantil puede ser causado por mutaciones en el ADN que mantienen activados los oncogenes o que desactivan los genes supresores de tumores. Estas mutaciones pueden ser heredadas por los padres o adquirirlas en el periodo embrionario o en la niñez. La causa de estos cambios en el ADN es aún desconocida.

 

Los factores genéticos son muy importantes cuando se estudia el cáncer infantil

 

¿Cuáles son los tipos de cáncer infantil?

 

Existen varios tipos de cáncer que pueden afectar a los niños, entre ellos los más comunes diagnosticados en niños de 0 a 14 años de edad son: (6,7)

  1. Leucemia: es el tipo más común de cáncer infantil, que afecta a los glóbulos blancos en la médula ósea y la sangre.
  2. Tumores cerebrales: estos pueden incluir gliomas, meduloblastomas y otros tumores que afectan el sistema nervioso central.
  3. Linfoma: afecta al sistema linfático y puede presentarse como enfermedad de Hodgkin o linfoma no Hodgkin.
  4. Tumores óseos: como el osteosarcoma y el sarcoma de Ewing, que afectan los huesos de los niños.
  5. Otros: tumor de Wilms, retinoblastoma, hepatoblastoma, neuroblastoma.

Existen diferentes tipos de cáncer infantil, lo que representa un reto para un diagnóstico
    oportuno.

 

¿Cuándo sospechar de cáncer en la infancia?

 

La aparición de signos y síntomas iniciales de la mayoría de los cánceres suele ser muy inespecífica y pueden ser muy similares a los que aparecen en otras enfermedades. Sin embargo, existen algunas manifestaciones tempranas del cáncer, que al encontrarse en los niños, pueden ser indicativo para una evaluación más especializada por parte del pediatra. Estas pueden ser: 8,9

  • Pérdida de peso sin explicación
  • Sudoración nocturna o excesiva
  • Dolor de huesos y articulaciones
  • Palidez progresiva, fatiga, cansancio o apatía sin causa aparente
  • Fiebre persistente, que dure varios días y no ceda a tratamientos comunes

Otros más específicos pueden ser:8,9

  • Sangrados frecuentes de nariz o de encías al cepillarse los dientes.
  • Puntos rojos o morados en la piel o moretones sin causa aparente.
  • Crecimiento irregular en abdomen.
  • Crecimiento de ganglios de forma progresiva en cuello, axilas o ingles.
  • Crecimiento anormal en cualquier parte del cuerpo.
  • Reflejo blanco en pupila.
  • Desviación de mirada o aumento de volumen en uno o ambos ojos.
  • Dolor de cabeza persistente, que empeora con el tiempo y no cede con medicamento, despierta al niño y es asociado a náusea o vómito, que puede estar acompañado de cambios de la conducta o alteraciones neurológicas (mareos, movimiento involuntarios, convulsiones, hormigueo, pérdida del equilibrio, alteraciones al caminar y/o pérdida de sensibilidad).

Existen síntomas como la fiebre persistente que nos pueden orientar a sospechar de cáncer en los niños.

 

¿Se puede prevenir el cáncer infantil?

 

Debido a la naturaleza de este padecimiento, no es posible prevenirlo. Actualmente, la mejor estrategia para lidiar contra el cáncer infantil y mejorar el pronóstico, es centrarse en un diagnóstico rápido y oportuno, seguido de una terapia eficaz con atención de apoyo personalizada.10

Un cáncer detectado a tiempo tiene mayor probabilidad de responder bien a un tratamiento, tiene mayores tasas de sobrevivencia y, a menudo, un tratamiento menos costoso y menos intensivo. El manejo temprano es posible gracias a: 10

1) Una identificación oportuna de los síntomas tempranos del cáncer. 

2) Una pronta evaluación clínica, diagnóstico y estadificación del cáncer (determinar la extensión del cáncer). 

3) Un tratamiento oportuno, que podría incluir quimioterapia, radioterapia o cirugía.

Otra forma de reducir el riesgo de cáncer en edades más avanzadas, empieza con enseñar a los niños a mantener una vida sana y buenos hábitos. Algunas de estas acciones que pueden hacer una gran diferencia en el futuro son:11

  1. Protección contra el sol: La exposición a la luz solar de forma directa puede aumentar el riesgo de algún cáncer en la piel. Es bueno enseñar a los niños a realizar acciones como usar protector solar, usar gorra, lentes de sol o ropa que los cubra de los rayos solares.
  2. Vacunación contra el VPH: El Virus del Papiloma Humano (VPH) es un virus que puede causar cáncer cervicouterino, de ano o de pene. La vacuna contra el VPH debe ser aplicada entre los 11 y 12 años.
  3. Cuidado del peso: Los niños que tienen obesidad tienen más probabilidades de convertirse en adultos obesos. La obesidad en adultos aumenta el riesgo de sufrir problemas de salud graves, incluido el cáncer. Se puede ayudar a los niños a desarrollar hábitos alimentarios saludables y mantenerse físicamente activos, para que mantengan un peso saludable.
  4. Consumo de cigarro: El cigarro es uno de los factores más asociados al cáncer. Concientizar a los niños desde la infancia sobre su consumo, es importante para prevenir el abuso y el desarrollo de enfermedades relacionadas con el tabaquismo.

 

Conclusión

 

En conclusión, el cáncer infantil es una enfermedad compleja cuyas causas exactas aún no se comprenden completamente. Sin embargo, se pueden identificar algunos factores de riesgo que podrían aumentar la probabilidad de que un niño desarrolle cáncer. Estos factores incluyen tanto elementos ambientales como intrínsecos del niño.

En términos ambientales, la exposición a radiación ionizante, ciertas infecciones virales y posiblemente ciertos comportamientos parentales, como fumar, pueden incrementar el riesgo de cáncer infantil. Por otro lado, los factores intrínsecos del niño, como las mutaciones genéticas heredadas o adquiridas, también pueden desempeñar un papel importante en el desarrollo del cáncer.

Es importante mencionar que la presencia de estos factores de riesgo no determina directamente el desarrollo de cáncer, pero pueden aumentar las probabilidades. Además, la detección temprana de los signos y síntomas de cáncer en la infancia es fundamental para un diagnóstico y tratamiento oportunos. Aunque la prevención del cáncer infantil puede ser difícil debido a su naturaleza multifactorial, promover un estilo de vida saludable y enseñar buenos hábitos desde la infancia puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer en etapas posteriores de la vida.

Infografía con el resumen de la nota:

Referencias

  1. Hausman DM. What is cancer? Perspect Biol Med [Internet]. 2019;62(4):778–84. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1353/pbm.2019.0046
  2. Radhi M, Fulbright JM, Ginn KF, Guest EM. Childhood cancer for the primary care physician. Prim Care [Internet]. 2015;42(1):43–55. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.pop.2014.09.006
  3. Risks and causes of cancer in children [Internet]. Cancerresearchuk.org. [citado el 14 de febrero de 2024]. Disponible en: https://www.cancerresearchuk.org/about-cancer/childrens-cancer/risks-causes
  4. Spector LG, Pankratz N, Marcotte EL. Genetic and nongenetic risk factors for childhood cancer. Pediatr Clin North Am [Internet]. 2015;62(1):11–25. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.pcl.2014.09.013
  5. Risk factors and causes of childhood cancer [Internet]. Cancer.org. [citado el 14 de febrero de 2024]. Disponible en: https://www.cancer.org/cancer/types/cancer-in-children/risk-factors-and-causes.html
  6. Cáncer en la niñez y la adolescencia [Internet]. Paho.org. [citado el 14 de febrero de 2024]. Disponible en: https://www.paho.org/es/temas/cancer-ninez-adolescencia
  7. Tipos de cáncer infantil [Internet]. ACCO. 2021 [citado el 14 de febrero de 2024]. Disponible en: https://www.acco.org/tipos-de-cancer-infantil/
  8. Barbel P, Peterson K. Reconocimiento de los sutiles signos y síntomas del cáncer pediátrico. Nursing [Internet]. 2015;32(6):20–7. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.nursi.2015.11.007
  9. de Salud S. Signos y síntomas de alerta para sospecha de cáncer en menores de 18 años [Internet]. gob.mx. [citado el 14 de febrero de 2024]. Disponible en: https://www.gob.mx/salud/acciones-y-programas/signos-y-sintomas-de-alerta-para-sospecha-de-cancer-en-menores-de-18-anos-12232
  10. Childhood cancer [Internet]. Who.int. [citado el 14 de febrero de 2024]. Disponible en: https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/cancer-in-children
  11. CDCBreastCancer. Cancer prevention starts in childhood [Internet]. Centers for Disease Control and Prevention. 2023 [citado el 14 de febrero de 2024]. Disponible en: https://www.cdc.gov/cancer/dcpc/resources/features/cancerandchildren/index.html 
Libro

Artículos Recientes

65affc4428984
64c33dd64355d
64c818c2737d6
64c817fe4124e
64c3413c85076
64c8186c2398d
64c40a512649b
Compatir artículo en:
FB Logo WP Logo LK Logo TW Logo

Artículos relacionados